Diseña un proyecto comunitario en tres pasos

Este diseño se basa en la planificación de varias actividades coordinadas que permitan alcanzar los objetivos planteados por la comunidad, dentro de los límites que imponen un presupuesto, las calidades establecidas previamente y un lapso de tiempo definido. En estos tres pasos, te explicamos cómo diseñar un proyecto comunitario de manera organizada y exitosa:

IDENTIFICA DEL PROBLEMA

Se debe conocer a profundidad el problema, para poder realizar un diagnóstico que brinde toda la información sobre la situación y permita priorizar acciones, caracterizar a la población afectada y determinar el punto de partida del proyecto, así como las características de la situación de inicio, desarrollada a través de una exploración inicial de la comunidad y profundizando múltiples factores.

Este procedimiento, se puede realizar a través de:

Diagnóstico Rápido Participativo (DRP): Se basa en que los miembros de una comunidad identifiquen sus intereses y fortalezcan sus capacidades de decisión y solución acerca de las propias necesidades, investigando y analizando su situación, definiendo sus prioridades, desarrollando alternativas para la solución de problemáticas y compartiendo sus conocimientos y experiencias con otros.
 
Árbol de Problemas y el Análisis de Involucrados: Es una herramienta que sirve fundamentalmente para identificar problemas, sus causas, sus efectos y los actores asociados a ellos.
 
DISEÑO DE PROYECTO

Después de tener claro cuál es la problemática de la comunidad, se debe crear una estrategia y fijar objetivos que nos guíen la ruta para poder solventarla, estableciendo:

Objetivo General: Define cuál es el fin último al culminar el proyecto, la situación deseada.
Objetivos específicos: Son pasos que se han de realizar para alcanzar el objetivo general, puesto que facilitan su cumplimiento. Pueden ser medibles, apropiados, temporales, específicos y realistas.
Actividades: Acciones que se llevan a cabo para cumplir los objetivos específicos de un programa.

EVALUACIÓN DE RESULTADOS Y SEGUIMIENTO DEL PROYECTO

Este es uno de los pasos más importantes del proyecto, puesto que permite conocer si la estrategia definida está llevando a la comunidad por el camino correcto y si está rindiendo frutos. Además, la evaluación es la base para rendir cuentas a la comunidad y a todos los entes públicos o privados que financiaron el proyecto.

Para poder medir resultados, se deben establecer unos indicadores que estén asociados a los objetivos y metas, que permitan verificar su cumplimiento y que hagan énfasis en los resultados.
 
Con respecto al seguimiento del proyecto, es importante establecer acciones que determinen la correcta ejecución de las actividades fijadas durante su planificación, explicando su progreso de forma que se puedan tomar las acciones correctivas apropiadas cuando la ejecución del proyecto se desvíe significativamente de su planificación.
 
¿Tu comunidad ya tiene en mente algún proyecto que quiera realizar por el bienestar de todos? ¡Es el momento de ejecutarlo! Si quieres profundizar más, visita http://bit.ly/2CU4kKv